PUBLICIDAD

 

 

 

 Informativo - ORIGEN DEL CONGRESO NACIONAL LA MADRE DE LAS FIESTAS CHARRAS
 

Articulos CHARROFAN - Indenficate con tu Tradición!
By Abel Díaz #CompirriStyle

Monterrey, N.L. 30 de Abil de 2020
 

 

ORGIEN DEL CONGRESO NACIONAL LA MADRE DE LAS FIESTAS CHARRAS
sabías que a los inicios se calificaban las 3 mejores caídas de 5 colas?
Un vistazo a la historia naciente de los Nacionales en busca de la supremacía anual!

La imagen puede contener: una o varias personas, exterior y naturaleza


El primer Congreso  

La suma de todos los esfuerzos que los charros realizan durante el año se cristaliza en la celebración del Congreso nacional, evento que aglutina a los deportistas más destacados y también cita que refrenda la vitalidad de la charrería. Madre de todas las fiestas, se gestó a través de un proceso largo y azaroso.

 

El espíritu de lucha de los charros, su rotundo “sí” ante cualquier desafío y el afán de demostrar que tienen el mLa imagen puede contener: 1 persona, sombrero y textoejor caballo y que son capaces de ejecutar excelentes faenas, condujeron a que en las ferias y jaripeos se hicieran comunes las contiendas entre los vaqueros de las haciendas – cuando la charrería era cosa cotidiana - en el México previo al estallido de la Revolución.

 

Las competencias muy extendidas a lo largo y ancho del territorio nacional, se formalizaban con un premio otorgado por agraciadas “madrinas” que cruzaban el pecho del triunfador con una banda que llevaba inscrita alguna leyenda alusiva a la heroica jornada en la que había salido vencedor.

 

Para finales de siglo XIX, don Luis G. Inclán (1816-1875) hombre de campo muy versado en las suertes y propietario de algunas imprentas en las que editaba varios periódicos, obras literarias, estampas, litografías y, sobre todo, textos y dibujos sobre temas campiranos, decidió elaborar el primer reglamento para sancionar las faena titulado: Reglas para colear y lazar. Publicado en 1860, estaba dirigido a los colegiales (como él llamaba a los hombres de campo que comenzaban a “travesear”a caballo) e incluía la “maneras de jugar”, la clasificación y calificación de colas, piales y manganas.

 

A partir de ahí cuando se pactaba un encuentro o se desafiaba en el coleadero, se apostaba a las tres mejores caídas de cinco. Las partes escogían conjuntamente ganado, terreno, número de reses y el lado por el cual deberían derribar y remudar caballos, entre otras minuciosas estipulaciones.

 

Incipientes competiciones

En los años postrevolucionarios, al surgir las primeras asociaciones se comenzaron a organizar exhibiciones en las cuales se lazaba y coleaba, como sucedió en el manganeadero realizado en la ciudad de Puebla los días 4 y 5 de mayo de 1925. La reunión fue en la Plaza y Corredero de las Arenas del antiguo stand Puebla, donde cinco escuadras integradas por cinco charros cada una midieron sus habilidades y dominó la de San Luis Potosí.

 

Los primeros equipos de coleadores fueron los de la Asociación Nacional de Charros y su ejemplo pronto cundió entre las nuevas agrupaciones quLa imagen puede contener: una o varias personas, texto que dice 'Mangana en el aniguo lienzo de La Tapatía,'e contaban con excelentes elementos pero que no tenían el hábito de competir. Los coleaderos se realizaban antes de las faenas en el ruedo y eran comunes en Puebla, Pachuca, Toluca y Querétaro.

 

A finales de los 30, los socios de la ANCH insistían en que deberían ejecutar todas las faenas durante las charreadas, ya que algunas eran realizadas por los profesionales y comenzaron a organizarlas sin ton ni son alternando suertes de ruedo con las de lienzo, lo que ocasionaba demasiada pérdida de tiempo en cerrar y abrir el acceso entre las dos secciones.

 

Fue el Marqués de Guadalupe quien trató de implantar el orden al ir corrigiendo los errores conforme se apreciaban. Emitió un documento que sancionaba las faenas vaqueriles, mientras que don don José Álvarez del Villar y el capitán José Ignacio Lepe, en 1936, dieron a conocer uno enfocado a la calificación de las colas.

 

La Modernidad

Don Ricardo Soberón, presidente de la Federación Mexicana de Charrería en 1940, intervino en la organización de la charreada tal como hoy la conocemos y de las justas que han llegado a su punto culminante en los Campeonatos Nacionales y Congresos. Con las sugerencias de los hermanos Rodríguez, Rodolfo e Ignacio y de Paco Aparicio, estableció el orden de las faenas: primero las del lienzo y luego las del ruedo.

 

Para entonces, ya era habitual que las instalaciones de los ranchos charros tuvieran algunas adaptaciones para facilitar el manejo del ganado y reducir el tiempo del evento.

 

Cuando al fin llegó a la presidencia de la federación el señor Lino Anguiano, se concluyó que ante la profusión de charreadas y competencias, debería organizarse un torneo nacional para dictaminar la supremacía deportiva entre las asociaciones existentes.

 

El primer enfrentamiento charro de carácter nacional se llevó a cabo el 17 de marzo de 1946 en el lienzo de la Tapatía, DF y fue inaugurado por el regente de la Ciudad de México y patrocinador del evento, Javier Rojo Gómez.

 

Participaron seis asociaciones, aunque se invitaron a más que, debido a su falta de preparación, se excusaron de asistir. Esa primera vez, surgieron un sinfín de problemas conforme se desarrollaban las pruebas: deficiencias en el reglamento, disparidad de criterios entre los jueces, falta de experiencia en el acarreo y traslado del ganado y equipos, etc.

 

Sin embargo, estas dificultades no menguaron el entusiasmo ni el éxito del enfrentamiento. La asistencia fue avasalladora y se sentó el precedente para la organización de “Congresos”; es decir, torneos charros entre varias escuadras, la mayoría con elementos de diferentes asociaciones.

Adquirieron tanta fuerza, que para 1960, en Guanajuato, comenzó a designárseles como “Congreso y Campeonato Nacional Charro”: epítome de la pasión por la competencia y de la unión entre la comunidad de los hombres de a caballo.

FUENTE: Revista Lienzo articulo de Genoveva Caballero

#ImpulsoresCharros #YaEstuvieras #Fanaticada #CharroFAN #CompirriStyle ‬#VamosconToño

 

 

 

 

Grandes personalidades hicieron camino al andar con #CharrosdeJalisco